Delegación argentina en Bolivia corroboró que gobierno de facto comete delitos de lesa humanidad

En base a pruebas y testimonios recogidos durante los últimos días, la delegación argentina en Bolivia corroboró que el gobierno de facto está cometiendo delitos de lesa humanidad desde la autoproclamación del gobierno de Jeanine Áñez.

En una conferencia de prensa y a pesar de las amenazas del ministro Arturo Murillo, el equipo multidisciplinario de la delegación argentina presentaron las conclusiones de su accidentada visita al país andino luego, del golpe de Estado que le propinaran al presidente electo Evo Morales.

Una nota de prensa del portal web Noticias de América Latina y El Caribe (NODAL), cita que la delegación habló de violaciones sistemáticas a los derechos humanos tras haber corroborado delitos tales como la desaparición forzosa de personas, situaciones de tortura en espacios públicos, violaciones y delitos sexuales; así como la falta de garantías procesales para los detenidos, entre otros crímenes que dan cuenta de la situación de terror con la que se encontraron en su paso por el Estado Plurinacional de Bolivia.

La delegación dijo contar con material probatorio del apoyo explícito de países extranjeros en el golpe de Estado que derrocó a Evo Morales. “Tenemos testimonios sobre múltiples contactos de funcionarios extranjeros con actores claves del golpe, particularmente con Fernando Camacho”, subrayaron al detallar en qué contexto particular se desencadenaron las violaciones a los derechos humanos.

El grupo interdisciplinario hizo especial hincapié también en las masacres coordinadas contra la población civil, al referirse específicamente al ataque represivo en Senkata, cuando militares abrieron fuego en una planta de combustibles

Related posts