Alarma tras activación de una de las fallas más peligrosas de la Tierra

A finales de septiembre, Estambul sufrió debido a que fue azotado por dos fuertes sismos de magnitudes 4,7 y 5,7 que tuvieron dos días de diferencia. El epicentro del segundo terremoto, el más fuerte en la región en 20 años, se localizó a 70 kilómetros del mar de Mármara. Estos movimientos de las placas tectónicas parecen haber provocado la activación de una de las estructuras geológicas más peligrosas del mundo. La ciudad más grande de Turquía se encuentra en la llamada falla de Anatolia del Norte, que separa las placas…

Leer más