Cierran aeropuertos, puertos y servicios de trenes en Florida por el paso de Dorian

La posible llegada del potente huracán Dorian a las costas del este de Florida llevó al cierre de aeropuertos, puertos y la suspención de los servicios de trenes, además de retrasar la vuelta a clase de miles de alumnos escolares y universitarios.

El huracán de categoría 5, la máxima de la escala Saffir Simpson, llegó el pasado domingo al archipiélago de las Bahamas y seguirá descargando su furia sobre dichas islas mientras avanza lentamente hacia el oeste, según el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Se espera que este monstruoso ciclón, con vientos de 185 millas por hora, esté cerca de la costa de Florida a más tardar el hoy martes.

El aeropuerto internacional de Palm Beach anunció que no estará operativo, mientras los de Fort Lauderdale y Miami están atentos al curso de Dorian para decidir si hacen lo propio, según dijeron sus portavoces a medios locales.

Además, el puerto de Everglades, situado cerca de Fort Lauderdale, anunció que no funcionará mientras que el PortMiami suspendió operaciones desde el domingo por la tarde.

Los cruceros que tenían prevista su llegada o salida para el lunes o martes han sido reprogramados para el miércoles en adelante.

Igualmente, la compañía ferroviaria privada Virgin Trains, antes llamada Brightline, que opera una línea entre Miami y Palm Beach, no prestará servicios, ni tampoco circularán los trenes interurbanos de la compañía pública Tri-Rail por el sur de Florida. “Este ciclón es muy peligroso e impredecible. Por favor, esté preparado y manténgase a salvo”, señaló la compañía en un comunicado.

La Autoridad Regional de Transporte del Sur de Florida indicó que desconoce por ahora cuando se reanudará el servicio de trenes Tri-Rail, pero que sus esfuerzos se centrarán en reanudarlo lo antes posible para el caso de que sean necesarios para ayudar en la recuperación tras el paso de Dorian.

Los avisos y advertencias del Centro Nacional de Huracanes abarcan una amplia zona de la costa este de Florida, cuyo punto más meridional es Deerfield Beach, a unos 42 kilómetros al norte de Miami.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, exhortó a no subestimar la fuerza de Dorian, que tocó tierra en uno de los cayos de las islas Abacos, pertenecientes al archipiélago de las Bahamas, con vientos máximos sostenidos de 185 millas por hora, nunca antes registrados en ese lugar.

DeSantis recordó que la fuerza de Dorian solo es equiparable a la del huracán que el Día del Trabajo del 1935 causó una destrucción total en el sur del estado y especialmente en los Cayos de Florida.

Related posts