Gobierno y manifestantes alcanzan acuerdo para evitar bloqueos en Costa Rica

El Gobierno y transportistas de carga de Costa Rica alcanzaron un acuerdo para abrir una mesa de diálogo y evitar los bloqueos en carreteras que se han producido desde el fin de semana en protesta por la entrada en vigencia del impuesto al valor agregado IVA.

El ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, y líderes del movimiento, entre ellos el representante de la Unión de Transportistas de Carga, Marvin Castillo, anunciaron de forma conjunta el acuerdo tras una reunión que contó con la participación de la Iglesia Católica. “Hemos firmado un compromiso para el diálogo con voluntad de ambas partes para alcanzar resultados en el sector, así como el levantamiento de los bloqueos”.

Las partes se comprometieron a sentarse en una mesa de diálogo durante los próximos 15 días para tratar los temas que preocupan a los transportistas, entre estos la aplicación del IVA del 13%, que entró a regir el lunes pasado en sustitución del impuesto de ventas de la misma tasa, pero que grava los servicios y más productos.

El Impuesto de Valor Agregado (IVA), forma parte de una reforma tributaria aprobada en diciembre pasado por el Congreso y que tiene como fin paliar el déficit fiscal del país.

Castillo pidió disculpas al pueblo y al sector productivo por las consecuencias de los bloqueos y se mostró complacido con la apertura de la mesa de diálogo con el Gobierno.

Desde el fin de semana transportistas realizaron bloqueos en carreteras estratégicas del país y ante la ruptura del diálogo el pasado domingo, el Gobierno decidió emplear la madrugada del martes a la policía para despejar las vías, incluso con el uso de gases lacrimógenos.

Los bloqueos principales se encontraban en la provincia de Limón (Caribe), donde se encuentran los principales puertos para la exportación, así como en San Carlos (norte) y Pérez Zeledón (sur), dos zonas de gran importancia agrícola y ganadera.

El sector empresarial y exportador ha criticado duramente los bloqueos de carreteras y calculan que las pérdidas pueden rondar los 10 millones de dólares.

Related posts