La reina Isabel II escribe cada noche en un diario secreto

Una de las prácticas habituales de la reina Isabel II es escribir en su diario. Desde que tenía quince años la monarca redacta cada día todo lo relacionado con ella y su familia. Ya sea sobre trabajo o sobre su vida probada, la soberana británica encuentra en su diario el lugar perfecto para desahogarse.

Se trata de uno de los objetos más importantes que hay en Buckingham Palace. Su valor es incalculable y su privacidad es total. Por eso el cuaderno está rodeado de medidas de seguridad. Cada noche Isabel II dedica un rato a redactar sus pensamientos y después guarda el objeto bajo llave. Cuando viaja se lleva el cuaderno con ella y pide que esté permanentemente custodiado.

Una de las manías de la soberana británica a la hora de escribir en su diario es utilizar papel secante. Cada mañana el personal de palacio tiene como tarea destruir este papel para que no se pueda leer lo que ha escrito en caso de que quede marcado.  

Solo hay una persona a la que la reina permite acceder a las páginas de su diario. Se trata de su marido el duque de Edimburgo. Es el único que en todos estos años ha podido leer lo que la monarca redacta.

Son muchos los que quisieran leer los pensamientos de Isabel II, pero de momento ella no está dispuesta a hacerlos públicos. Su tatarabuela Victoria también tenía la costumbre de escribir en un diario. Ella dio autorización para que después de su fallecimiento se hicieran públicos algunos de los escritos. Hay quien tiene la esperanza de que la actual monarca haga lo mismo.




Related posts