La Reina Isabel II toma la custodia legal y total del hijo de Meghan Markle

Ser parte de la familia real británica significa cambiar por completo el estilo de vida que una persona normal podría llevar, ya que, se debe seguir una series de reglas y costumbres que van desde lo mas “sencillo” como no poder jugar monopolio, no tomarse selfies, decirle adiós a tú carrera profesional, por solo mencionar algunas de ellas, pero más allá de estas cosas que podrían catalogarse como algo “facil” de cumplir, existe también una regla la cual indica que la Reina Isabel II es quien tiene la custodia legal y completa de los futuros bebés reales.

Esto significa, que la duquesa de Sussex, Meghan Markle, quien dio a luz a su primer hijo el pasado 6 de abril, no podrá tener la custodia del recién nacido, Archie Harrison. Y aunque quizás esta regla pueda impactar a algunos y llegue a sonar un poco cruel, es una ley que data desde hace varios siglos.

Para entender un poco más el tema, la experta en realeza Marlene Koening, explicó “la soberana tiene custodia legal de los nietos menores”, esto debido a que en el siglo XVIII, el rey Jorge I promulgó una ley mediante la cual obtuvo derechos absolutos para ser el “guardián de sus nietos”.

“Esto se remonta al rey Jorge I y la ley nunca ha sido cambiada. Lo hizo porque tenía una relación muy deficiente con su hijo, el futuro rey Jorge II, así que aprobaron esta ley que hizo que el rey fuera el guardián de sus nietos”, explicó la experta.

Es decir que, Su Majestad, la reina Isabel II, tiene la custodia legal y completa de todos su nietos menores, incluyendo al príncipe George, la princesa Charlotte y el príncipe Louis, hijos de los duques de Cambridge, el príncipe William y Kate Middleton.

Lo que significa que, la Reina es quien tiene la última palabra sobre la educación, la crianza y todas las cosa que involucren a sus nietos e incluso los padres necesitan el permiso de Su Majestad para cosas sencillas como poder irse de vacaciones con sus hijos.

Aunque la experta también explicó que, es poco probable que la reina Isabel II intervenga en los asuntos cotidianos, ya que la Reina es muy respetuosa con los deseos de los padres.

Related posts