Ex cancilleres beliceños consideran que Belice tiene opciones ante la CIJ, instan a votar por el “Si”

Los ex ministros de relaciones exteriores de Belice emitieron una declaración conjunta en la que fijaron posición sobre si Belice debe o no presentar ante la Corte Internacional De Justicia la reclamación territorial de Guatemala.

Los ex cancilleres de 1984 al 2008 manifestaron que: después de más de 50 años de arduas negociaciones, ha quedado claro que ningún gobierno guatemalteco aceptará voluntariamente la integridad territorial de Belice basada en el tratado de 1859, asimismo indicaron que aunque las fronteras de Belice son reconocidas y respaldadas por la comunidad internacional, el gobierno guatemalteco ha respondido a ese mandato moral con reafirmaciones intransigentes de su reclamo anacrónico sobre el territorio de Belice.

La única forma segura de lograr que el gobierno de Guatemala reconozca nuestra frontera legítima es a través de una orden vinculante de la Corte Internacional de Justicia (CIJ),  la declaración también sostiene que en virtud del acuerdo especial que fue negociado por Belice con el asesoramiento de un equipo de expertos legales internacionales, Guatemala por primera vez, abandonó su posición sostenida desde 1936 de que solo iría a la CIJ si el caso fuera juzgado en base a la equidad.

Dicho acuerdo especial aclara que la CIJ solo podrá considerar el asunto por motivos y principios estrictamente legales, y que a Guatemala no se le permitirá hacer más reclamos,  a juicio de los ex ministros, si la reclamación no se resuelve en CIJ, el gobierno guatemalteco continuará manteniendo que no hay fronteras entre nuestros países y seguirá con sus intentos de imponer reclamos mediante la demostración de fuerza, por lo que no logrará evitar que sus ciudadanos ingresen ilegalmente a nuestro territorio, roben nuestros recursos y dañen gravemente nuestro medio ambiente y los suministros de agua, lo que causará un daño irreparable y cargará a nuestros hijos con las consecuencias de nuestra inacción.

Los ex funcionarios alegan que dado que los jueces de la CIJ estarán obligados a mirar solo las pruebas y aplicar solo la ley y los principios legales establecidos en virtud del artículo 38 del estatuto de la CIJ, tal como lo exige el acuerdo especial, están totalmente seguros de que no existe ninguna posibilidad de que Belice pierda ningún territorio, ya sea terrestre o marítimo,  además, todos los abogados internacionales que han examinado a fondo todas las pruebas en ambos lados, incluidos varios que asesoraron a Guatemala, han llegado a la conclusión de que Guatemala no tiene un caso discutible contra Belice, resaltando que es esta es la primera vez en la larga historia de intentos por resolver el reclamo internacional que a Belice no se le está pidiendo que haga ningún compromiso, renuncie a nada o ceda ante cualquier presión,  en tal sentido, los ex ministros de relaciones exteriores de Belice expresaron que ir a la CIJ permitirá obtener una reivindicación legalmente exigible de nuestros derechos, motivo por el cual instan firmemente a un voto por el  “Sí”.

Related posts