Número récord de mujeres conquistaron un escaño en el Congreso de Estados Unidos

senado

Un número récord de mujeres conquistaron un escaño en el Congreso en las elecciones de Estados Unidos, azuzadas por su antipatía por Donald Trump y envalentonadas por el movimiento #MeToo, lo cual torna al Partido Demócrata más diverso y joven que nunca.

La cosecha 2019 incluye a la congresista mujer más joven de la historia del país, la neoyorquina Alexandria Ocasio-Cortez, de 29 años de edad y a Abby Finkenauer de Iowa, así como a las dos primeras congresistas de origen indígena, y las dos primeras musulmanas, la palestina-estadounidense Rashida Tlaib y la somalí-estadounidense Ilhan Omar, que huyó de la guerra en Somalia cuando tan solo era una niña.

Las demócratas Verónica Escobar y Sylvia García hicieron historia como las primeras latinas electas al Congreso por Texas, un estado profundamente republicano.

Los resultados aún están llegando, pero ya se sabe que al menos 123 mujeres fueron electas, lo que representa un récord de al menos 100 para la Cámara de Representantes, o sea 15 más que el anterior récord de 85, y 23 en el Senado, la misma cifra que antes, según el Centro para la Mujer Estadounidense y la Política de la Universidad de Rutgers (CAWP).

“Cuantos más estadounidenses voten, más se parecerán nuestros líderes electos a Estados Unidos”, dijo el expresidente Barack Obama, alabando el número récord de mujeres, un alza de los legisladores que pertenecen a minorías y una participación récord de votantes en los comicios.

La vasta mayoría de las mujeres recién electas son demócratas, entre las que figuran veteranas de guerra, a una exagente de la CIA, a una maestra que creció con una madre adicta a las drogas, a una exmesera de restaurante y a decenas de candidatas novatas.

Muchas se lanzaron a la política indignadas por el triunfo de Trump ante Hillary Clinton, considerada muchas veces como la candidata presidencial más calificada de la historia, pese a las acusaciones contra el magnate inmobiliario de comportamiento sexual indebido y de que se jactó de que podía agarrar a la mujer que quisiese.

Ante estas declaraciones muchas están en shock por lo que consideran abusos del gobierno Trump: intentos para limitar la cobertura de salud, restringir el derecho al aborto, separar a familias inmigrantes en la frontera o amenazar las protecciones ambientales.

Related posts