China anunció que guerra comercial con Estados Unidos es nociva para la economía global

economia global

El Gobierno chino volvió a reiterar que la actual guerra comercial con Estados Unidos es nociva para los dos países y para la economía global, pero que el país asiático no cambiará su determinación a la hora de defender sus intereses.

“La determinación de China para proteger sus intereses legítimos sigue intacta. Nadie debería hacerse ilusiones sobre esto”, así lo señaló el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Lu Kang, en una rueda de prensa ante la posibilidad de que la Administración de Donald Trump decida imponer nuevos aranceles a la totalidad de los productos chinos.

“Todo esto es nocivo y no beneficia a ninguno de los dos países ni a la economía global. Instamos de nuevo a Estados Unidos a que adopte una actitud adecuada, respete los hechos en materia comercial y deje de hacer acusaciones infundadas contra China”, señaló el portavoz.

Lu hizo referencia a unas declaraciones del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, quien la semana pasada culpó a China del déficit comercial que ese país mantiene con China y aseguró que “los Estados Unidos ha reconstruido China con sus inversiones en los últimos 25 años”.

Estas declaraciones no se corresponden con los hechos. Cualquier país depende de sí mismo para desarrollarse. Si hemos logrado muchos éxitos ha sido gracias a nuestro sistema, a nuestra política de reforma y apertura, y a la sabiduría y al trabajo duro del pueblo chino, respondió Lu al tiempo de indicar que su país ha conseguido desarrollarse abriendo sus puertas y llevando a cabo cooperación mutuamente beneficiosa con otros países.

El portavoz también enfatizó que son las empresas de Estados Unidos quienes más beneficios netos han obtenido en el comercio bilateral, y que ese país se ha beneficiado del rápido crecimiento de la economía de China y de su enorme mercado de consumo. “China siempre ha seguido los principios del mercado en su comercio con el exterior. Hacemos tratos justos. Durante muchos años, Estados Unidos ha importado más productos de China de los que ha vendido aquí. Es Estados Unidos quien pone límites a su exportación a China de productos de valor añadido. Acusar a China del déficit comercial no es justo ni razonable”.

Los Estados Unidos y China mantienen una guerra comercial desde julio, cuando Trump impuso aranceles a las importaciones chinas del sector tecnológico y el país asiático respondió con medidas análogas que afectan principalmente a bienes agrícolas como la soja, que se cultiva en estados rurales que en su mayoría votaron en 2016 por Trump.

Related posts