Escándalo tras robo de 123 crías de tortugas gigantes en las islas Galápagos

tortugas

Un grupo de 123 bebés de tortugas terrestres gigantes fue robado de un centro de crianza de las islas Galápagos, Patrimonio Natural de la Humanidad en el Pacífico ecuatoriano.

“El robo de las tortugas fue el martes de la semana pasada, todas de un solo golpe, un total de 123. Esto es un robo”, expresó un asambleísta a través de una telefónica.

El Parque Nacional Galápagos indicó a la agencia AFP que se pronunciarán sobre el hurto de los quelonios bebés, quienes desaparecieron de un centro de crianza del organismo en la isla Isabela.

El robo de las 123 tortugas representa un descuido total y que el área donde se produjo el robo no tiene videos, sensores de luz, de seguridad.

“El lugar donde están las tortugas terrestres en la isla Isabela no tiene protección. No hay cámaras de seguridad, las tortugas están ahí, si alguien se quiere meter a robar en la noche lo hace”, enfatizó un vocero.

En junio, Ecuador repatrió a 26 ejemplares, de entre tres y cinco años de edad, de tortugas terrestres gigantes originarias de Galápagos que fueran retenidas en Perú en un presunto caso de tráfico internacional de animales.

Galápagos, con doce especies de tortugas gigantes terrestres protegidas, es parte de la reserva de la biósfera del planeta y uno de los ecosistemas más frágiles con flora y fauna únicas en el mundo.

El archipiélago sirvió de laboratorio al naturalista inglés Charles Darwin para desarrollar la teoría sobre la evolución de las especies.

Las tortugas gigantes, que dan su nombre a la provincia insular, llegaron hace tres o cuatro millones de años a esa región volcánica en el Pacífico.

Se cree que las corrientes marinas dispersaron a sus ejemplares por las islas, y que fue así como se crearon 15 especies diferentes de las cuales tres están formalmente extintas, adaptadas cada una a su territorio.

Related posts