Venezolana fue estrangulada en un apartamento en Cúcuta


Una joven venezolana de 39 años fue hallada muerta al lado de su hijo de dos años de edad, luego de que pasaran cinco días.

Los vecinos se percataron del hecho debido al olor del cadáver descompuesto y el llanto del niño desde el apartamento que ocupaba en Cúcuta, Colombia.

Al lado del cadáver de Jennifer Ramírez Rivero, encontraron a su hijo de apenas dos años, quien se presume se mantuvo vivo sin alimentos y sin agua durante cinco días.

La Policía Metropolitano de Cúcuta tomaron la custodia del niño y lo trasladaron de inmediato al hospital Erasmo Meoz, para que allí recibiera la atención médica, pues el niño presentaba signos de desnutrición y deshidratación.

La Policía alertó a los funcionarios de la Brigada Interinstitucional contra Homicidios (Brinho), con el proposito de que se iniciaran las investigaciones correspondientes y el posterior levantamiento del cadáver de la mujer, que habían encontrado boca abajo cuando entraron al apartamento.

El coronel Javier Barrera, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, adelantó desde el lugar del crimen, que la presunta causa de la muerte de la mujer fue la asfixia mecánica. Al parecer, fue estrangulada. “Todo indica que es un crimen pasional”, dijo el oficial.

Ante esto, han surgido nuevos detalles acerca de la muerte de Rivero, quien era diseñadora y donde al parecer había recibido amenazas, por parte de una mujer le decía que la quería matar y la amenazó junto al niño. Por eso, instauró una denuncia.

Vecinos de la hoy fallecida notificaron a las autoridades acerca de un hombre de tez morena que la visitaba frecuentemente, pero éste no se presentó más en su apartamento desde el día del homicidio ni tampoco fue al funeral.

En vista de esto las autoridades siguen analizando las huellas dactilares y fluidos corporales en el lugar para dar con el responsable.