Sector azucareño prende las alarmas


Cañicultores beliceños expresaron su preocupación por los bajos precios que reciben por su producción, para el segundo pago de la cosecha 2017-2018 cobrarán en promedio, 5,36 dólares por tonelada.

Aseguraron que el valor del cultivo amenaza sus medios de subsistencia, lo que podría obligarlos a abandonar la industria, así lo manifestaron luego de conocer que a partir del primero de agosto recibirán los pagos correspondientes al segundo período de la cosecha, dichos pagos representan un estimado de 45.47 dólares por tonelada de caña entregada, en el primer pago recibieron 36.02 dólares por tonedala, en cambio, por el segundo pago percibirán entre 3.81 y 6.34 dólares dependiendo de la calidad del bastón entregado de acuerdo con lo informado por American Sugar Refining.

Entretanto, desde el gobierno también ven con preocupación la situación de los Cañicultores, sostienen que gastan entre 27 y 32 dólares por tonelada solo en cortar, cargar y transportar la caña, y otros 19 a 22 dólares por tonelada en cuidar y cultivar, por lo que consideran que las ganancias son insuficientes para los costos que amerita la producción.