El jugador colombiano Carlos Sánchez, se conviritió en el primer expulsado del Mundial

expulsado

El colombiano Carlos Sánchez se convirtió en el primer jugador expulsado en el Mundial de Rusia 2018 tras ser sancionado con la tarjeta roja en los primeros minutos del choque de su equipo contra la selección de Japón llevado a cabo en el Mordovia Arena de Saransk.

El centrocampista cafetero vio la tarjeta roja a los dos minutos y 46 segundos de iniciado el partido, cuando dio con el brazo dentro del área un disparo de un jugador japonés que iba hacia la portería del meta David Ospina.

La expulsión de Carlos Sánchez es una de las más rápidas de la historia de los Mundiales, la más temprana fue en el estadio Neza en México en el año 1986, en el duelo sin goles entre Uruguay y Escocia.

Related posts