Experimento logró obtener agua potable en el desierto

potable

En los lugares más secos de la Tierra existe algo de humedad en el aire, y disponer de una forma práctica de extraer dicha humedad podría ser clave para la supervivencia en tales sitios tan áridos.

Unos investigadores han demostrado que un nuevo sistema de extracción para tales escenarios puede funcionar, el nuevo dispositivo, basado en un concepto que el equipo propuso por vez primera el año pasado, ha sido ensayado en el desierto  de Tempe, Arizona, en Estados Unidos confirmando así el gran potencial que tiene el nuevo método.

El sistema, basado en unos materiales relativamente nuevos con una alta área de superficie, llamados armazones organometálicos, o MOFs, por sus siglas en inglés, puede extraer agua potable incluso del aire más seco de un desierto, con humedades relativas tan bajas como el 10 por ciento.

Desde hace tiempo tecnologías para extraer agua de aire muy húmedo, como los sistemas que la obtienen de la niebla y que se han desplegado en diversos lugares costeros. También existen formas, de gran consumo energético y muy caras, para obtener humedad a partir de aire seco. Obtener agua a partir de la niebla, algo que se emplea en bastantes países, como por ejemplo Chile y Marruecos, precisa de aire muy húmedo.

Related posts