Facebook borró 200 páginas relacionadas con la trampa rusa

borrar

Facebook decidió eliminar más de 200 páginas de su red social y de Instagram controladas por la organización rusa acusada de influir en las elecciones presidenciales estadounidenses del año 2016, en la que ganó el multimillonario Donald Trump.

Según informaciones del dairio The Washington Post, la mayoría de las páginas eliminadas estaban en lengua rusa lo que, según la compañía que preside Mark Zuckerberg, es una señal de que la manipulación realizada por los rusos en la red ha continuado meses después de los comicios presidenciales.

Las páginas y cuentas eliminadas habían sido creadas por la denominada Agencia de Investigación de Internet, vinculada al Kremlin y también conocida como IRA, las cuales eran dirigidas principalmente a ciudadanos rusos, ucranianos y de otros estados ex soviéticos.

Se pudo conocer que en total, las páginas eliminadas habían acumulado más de 1,5 millones de seguidores en Facebook e Instagram.

Según el diario, Facebook bloqueó esas cuentas y páginas porque la IRA había mentido sobre la identidad de sus creadores y algunas de ellas tenían contenidos específicos sobre las elecciones estadounidenses.

No obstante, la compañía de internet aseguró que la mayoría de esos perfiles no parecían problemáticos, según el jefe de seguridad de Facebook, Alex Stamos, quien indicó que “la seguridad, en las redes, es un problema que no se puede resolver completamente”.

Por su parte, el creador del Facebook, Mark Zuckerberg, informó que “Organizaciones como el IRA son adversarios sofisticados que evolucionan constantemente, pero seguiremos mejorando nuestras técnicas para seguir adelante, especialmente cuando se trata de proteger la integridad de las elecciones”.

 

La decisión adoptada por Facebook se ha producido días después de que la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos, decidiera investigar a la firma tras la filtración de datos de unos 50 millones de usuarios a la consultora política británica Cambridge Analytica.

La compañía británica, que colaboró con la campaña de Donald Trump en los comicios presidenciales del  2016, usó dicha información para desarrollar un programa informático destinado a predecir las decisiones de los votantes e influir en ellas.

Related posts