Jay-Z pidió reforma de libertad condicional en Estados Unidos


La superestrella del hip hop Jay-Z instó al gobierno estadounidense a revisar el concepto de libertad condicional en Estados Unidos, al señalar que el encarcelamiento dictado al rapero Meek Mill muestra un sistema injusto que se ensaña con los negros.

Jay-Z, quien ha abordado el tema en las redes sociales e incluso detuvo un concierto para presionar por el caso de Mill, escribió un artículo de opinión en el diario The New York Times para pedir una campaña concertada en pro de reformar la libertad condicional de su país.

“Lo que le está pasando a Meek Mill es solo un ejemplo de cómo nuestro sistema de justicia penal atrapa y hostiga a cientos de miles de personas negras todos los días“, escribió Jay-Z.

En este sentido, el artículo cita escrito por el también empresario esposo de la cantante Beyonce, que “En lugar de una segunda oportunidad, la libertad condicional termina siendo una mina terrestre, en la que un error al azar trae consecuencias mayores que el delito”.

Tras este caso se conoció que un juez de Filadelfia condenó la semana pasada a Mill a entre dos y cuatro años de prisión por violaciones a la libertad condicional, lo que suscitó airados reclamos en el tribunal pues los fiscales no habían recomendado ningún encarcelamiento.

Mill, quien tiene un contrato con el sello discográfico Roc Nation de Jay-Z, ha estado compareciendo ante el juez desde un arresto en 2008 por cargos de posesión de armas y drogas.

Asimismo, el juez mencionó incidentes recientes, entre ellos un altercado que involucró a Mill en el aeropuerto de San Luis, Misuri, aunque no se presentaron cargos contra el rapero de 30 años.

Su caso ha generado protestas crecientes, incluida una manifestación de apoyo de cientos de simpatizantes frente al tribunal de Filadelfia.

El álbum más reciente, “Wins and Losses”, llegó al número tres en la clasificación de Estados Unidos a principios de este año.

Un reciente estudio de The Marshall Project, una organización de noticias sin fines de lucro que cubre el sistema judicial de Estados Unidos, arrojó que al menos 61 mil 250 personas están en prisión en Estados Unidos por violaciones menores de la libertad bajo palabra, como faltar a las citas, salir positivo en los test de estupefacientes o no retornar al lugar de prisión a la hora pautada.

“El sistema los trata como un peligro para la sociedad, los monitoriza constantemente y los sigue por cualquier infracción menor, con el objetivo de volver a ponerlos en prisión”, escribió Jay-Z.