En el Senado hubo unas audiencias muy explosivas

Las audiencias del Senado sobre la inmigración estuvieron explosivas
esta semana, e incluso alcanzaron altos niveles de hostilidad,
lanzamiento de insultos y señalamientos con el dedo.

Eso se debe a que, por primera vez, dos ministros de la UDP, Edmond
Castro y Anthony “Boots” Martínez, fueron llamados a testificar ante el
Comité Selecto del Senado. Ellos son los 2 políticos electos más
imputados hasta el momento en la mayoría de las audiencias del
Senado.

A eso se suma la vergüenza pública de Castro por sus hijos, que se
enfrentaron con la policía, y fueron puestos en libertad con un acuerdo
extra-judicial muy cuestionable después de haber sido arrestados por
manejar una pick-up sin placas, sin tener licencia de conducir y
transportando además 89 cajas de cervezas de contrabando, por lo
cual se entiende que haya estado hiper sensible a los
cuestionamientos en su contra.

Castro suele tener autocontrol, pero esta vez lo perdió cuando criticó
públicamente a los senadores que le preguntaban sobre las
acusaciones que habían oído en estas audiencias y en el Informe del
Auditor General sobre Inmigración.

A lo largo de su testimonio, su actitud fue totalmente una actitud de
confrontación, pero la confrontación alcanzó su punto máximo cuando
los senadores lo desafiaron en una lista que les proporcionó la ex-
Directora de Inmigración María Marín.

Es la lista de ese ministro que ella dice que recopiló en secreto
después de que le preocupó bastante ver el alto número de solicitantes
de visa que estaban siendo aprobados, generalmente acompañados
de cartas de recomendación de los Ministros del UDP.

Related posts