Azafatas de una aerolínea turca ayudaron a un bebé a nacer en pleno vuelo.


 

Esta semana, la aerolínea Turkish Airlines reportó que las azafatas del vuelo que cubría la ruta Conakry (Guinea) -Ouagadougou (Burkina Faso) ayudaron en el parto de una joven que dio a luz a una niña a 42.000 pies de altura (12.000 metros).

Un comunicado de la empresa turca informó que “La asistentes de vuelo notaron que una joven pasajera de 28 años, llamada Nafi Diaby, estaba sufriendo dolores de parto cuando la aeronave se dirigía hacia su destino”.

“Con la ayuda de otros pasajeros se apresuraron a darle asistencia de inmediato”, agregó el reporte.

La recién nacida, que fue llamada Kadiju, fue llevada, junto con su madre, a un hospital de Burkina Faso una vez que el Boeing 737 aterrizó en dicha ciudad. Y actualmente que ambas están en perfecto estado de salud, según se reportó desde allí.

No se sabe si la empresa le dará algún tipo de obsequios a la recién nacida y sus familiares. En octubre de 2015 una bebé que nació en un vuelo de Jazeera Airways rumbo a Egipto recibió pasajes gratis junto a su familia hasta que cumpla los 18 años.

La mayoría de las aerolíneas dejan volar a las mujeres que tengan hasta 28 semanas de embarazo sin ningún tipo de requerimientos y hasta 36 si existe una carta de un médico que autorice que la mujer puede volar y confirme previamente la fecha del nacimiento.