[google-translator]

Apoyos y rechazos al ataque contra Siria.


 

La acción militar de EEUU contra Siria esta semana ha traído varias definiciones en cuanto a las posturas de diversos países tanto a favor como en contra. Y la definición de estas posturas ha tenido lugar en menos de 24 horas.

La acción militar fue en respuesta a lo que Trump llamó el “terrible ataque con armas químicas” del gobierno sirio contra una base rebelde que mató decenas de civiles, incluyendo mujeres y niños.

El ejército sirio confirmó que el ataque causó “extensos daños materiales” y cobró la vida de seis personas.

Rechazan el ataque:

Rusia.

El Kremlin describió el ataque aéreo como una “agresión activa” que viola las normas internacionales basada en una “premisa inventada”. Y el gobierno del presidente Vladimir Putin calificó la acción militar como una “agresión”.

A su vez, el portavoz del gobierno, Dimitri Peskov, advirtió que el incidente dañará considerablemente las relaciones entre Washington y Moscú, que ya se encontraban en muy mal estado. Pero el Parlamento ruso, la Duma, aseguró que no habrá una escalada de acción militar en respuesta al ataque estadounidense.

Sin embargo, el Ministerio de Exteriores de Rusia dijo que pronto estarán suspendiendo un acuerdo de seguridad aérea con EE.UU.
China.

El gobierno de Pekín manifestó su preocupación por un “continuo deterioro” de la situación en Siria.

La portavoz aseguró que China se opone “al uso de armas químicas por cualquier país, organización o individuo en cualquier circunstancia”.

Y añadió que “lo que es urgente ahora es evitar un mayor deterioro de la situación”.
China repetidamente ha dicho que el enfrentamiento armado necesita una “solución política” pero, en seis ocasiones, ha vetado conjuntamente con Rusia las medidas del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar el conflicto.
Irán.

El gobierno en Teherán, otro fuerte aliado de Al Asad en Siria, condenó de manera enérgica el ataque estadounidense.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Bahram Qasemi diciendo: “Irán condena enérgicamente cualquier tipo de ataque unilateral”.

Y continuó: “Estas medidas afianzarán a los terroristas en Siria y complicarán la situación en Siria y la región”.
Apoyan el ataque:

Gran Bretaña.

El gobierno británico declaró su “completo apoyo” al ataque estadounidense.

“Completamente apropiado”, fue como el secretario de Defensa británico, Michael Fallon describió el ataque.

El secretario de Defensa dijo también que el gobierno británico estuvo informado del operativo en todo momento.

Fallon dijo además que la primera ministra Theresa May había estado “informada a lo largo del operativo pero que no se le solicitó a Reino Unido a participar”.

Según el secretario de Defensa, el gobierno británico tuvo discusiones íntimas con EE.UU. “a todos los niveles” en los últimos días y “analizado las diferentes opciones que estaban considerando”.
Turquía.

Un portavoz del presidente Recep Tayyip Erdogan tildó los ataques de EE.UU. como una respuesta positiva contra los “crímenes de guerra” en Siria.

“La destrucción de la base aérea Sharyat es un paso importante en asegurar que los ataques químicos y convencionales contra la población civil no quedarán impunes”, declaró Ibrahim Kalin.

El portavoz añadió que había llegado la hora de imponer una zona de exclusión aérea así como zonas de seguridad en Siria.
Israel.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, emitió un comunicado en el que da su “completo apoyo” a los ataques.

“Tanto con palabras y hechos, el presidente Trump envió esta semana un mensaje fuerte y claro: que el uso y propagación de armas nucleares no será tolerado”.

“Israel apoya completamente la decisión del presidente Trump y espera que este mensaje decidido frente a las horribles acciones del régimen de Assad resuene no sólo en Damasco, sino también en Teherán y Pyongyang.”