Siguen adoptándose nuevas formas para delinquir en El Salvador


Si bien es cierto que el Salvador es uno de los países más violentos del mundo, pensamos que ya lo habíamos visto todo en materia delictiva  en este país Centroamericano, pues no es así debido a que una nueva modalidad para delinquir está causando conmoción en la población Salvadoreña y que pone en alerta a los cuerpos de seguridad del Estado para que investiguen. En el país operan tres grandes pandillas —Barrio 18 Revolucionarios, Barrio 18 Sureños y la Mara Salvatrucha (MS-13) _, pero las autoridades han precisado que sólo esta última es responsable de las “viudas de negro”.

En esta operación se observan delitos conexos, entre ellos la trata y tráfico de personas, explotación sexual y asesinato a las víctimas, pues todo comienza con la planificación de una boda, donde el hombre debe pagar para casarse con una mujer  supuestamente  estadounidense lo cual, le dará al futuro esposo la “posibilidad de obtener su pase de ida legal a los Estados Unidos”, lo que no saben las victimas es que el desenlace es fatal, pues su boda determinara la muerte del novio una vez terminan de pagar con lo que se comprometió para poder casarse.

Los detalles de esta operación llegaron a oídos de la justicia salvadoreña a través de informantes e implicados en el delito, en donde se logró la intervención de la justicia y aun se le hace seguimiento a están pandillas, hasta ahora se ha dictado la orden de detención contra presuntos implicados en el caso, pero sólo han logrado capturar a tres: Karla Jennifer Flores Acosta, Maria Cristina de Cruz e Isabel del Carmene Méndez Dueñas. Los demás siguen prófugos.

Las detenidas fueron imputadas por trata de personas agravada, proposición y conspiración en el delito de homicidios agravado, estafa agravada y agrupaciones. De ser encontradas culpables, podrían cumplir condenas de al menos 20 años de cárcel.

Foto cortesía de Reuters