Lugar de aterrizaje del avión “narco” sigue siendo un misterio.


 
Tal como se informó previamente, el Departamento de Aviación Civil de Belice, conjuntamente con la Unidad Antinarcóticos, recibieron esta semana una información de las autoridades guatemaltecas que los llevó hasta un Piper Aztec que había aterrizado en una zona del norte de Belice. El informe no dice específicamente en qué parte del norte, pero se sabe que estos aviones normalmente aterrizan en carreteras agrícolas extraviadas entre zonas aisladas.
 
La aviación civil lo certificó como “en condiciones de volar”, y efectivamente lo despegaron y la nave voló hasta el Philip S.W. Goldson International Airport (PGIA) donde quedó estacionado. La policía dijo que “la Unidad Antinarcóticos, junto con la aviación civil, está investigando actualmente esta circunstancia de que el avión se encuentre en Belize”.
 
Como ya dijimos esta semana, seguramente la presencia de la aeronave en suelo beliceño responde a algún propósito ilícito, casi con seguridad tráfico de drogas. Sin embargo, los aviones dejados por los traficantes generalmente se queman, pero, como ya dijimos, éste Piper estaba intacto. Los expertos dijeron que el Piper Aztec de seis plazas turbo es una aeronave reconocida por su alto rendimiento en distancias cortas.