El Gobierno, imperturbable ante el rechazo a la Ley PACT, seguirá con su agenda. 


 
Después de la histórica votación de esta semana en el Senado rechazando por primera vez un proyecto de ley de naturaleza financiera (el cual ya ya había sido aprobado por la Cámara de Representantes) los Senadores independientes y de la oposición pensaron que al votar en contra del proyecto de ley, éste se demoraría un mes. Pero hoy el Gobierno dijo que esa es una interpretación equivocada de los poderes otorgados al Senado en la Constitución.
 
El gobierno emitió un comunicado de prensa hoy subrayando que el Senado no tiene influencia sobre la aprobación de una Ley de naturaleza económica una vez que ésta haya sido de que ha sido aprobada por la Cámara. El comunicado de prensa también indica que no habrá demora en la aprobación del proyecto de ley, a pesar de la oposición del Senado en esta materia.