Gran Bretaña se separa oficialmente de la Unión Europea


 
Esta semana, el artículo 50 del reglamento de la Unión Europea fue oficialmente activado por la primera ministra de Gran Bretaña,Theresa May con lo cual comienza la cuenta regresiva de dos años de negociaciones entre Gran Bretaña y la UE para las condiciones de salida

May dijo: “Hoy el Gobierno actúa por la voluntad del pueblo británico. El proceso del artículo 50 y está en marcha porque así lo quiso la gente británica, Gran Bretaña dejó la Unión Europea”

“Este es un momento histórico del que no hay vuelta atrás. Vamos a tomar control de las cosas que más nos importan. Esa es nuestra ambición y nuestra oportunidad y esto es lo que este gobierno está determinado a hacer”, añadió.

Los británicos votaron a favor abandonar a UE en un referéndum muy disputado y controvertido, el pasado mes de junio, pero el procedimiento formal de “divorcio” no comenzó hasta que la primera ministra informó oficialmente a Europa de que el Gobierno invoca el artículo 50.

May, antes de dirigirse a la Cámara de los Comunes, presidió una reunión de su gabinete en el número 10 de Downing Street. “Es un gran día”, dijo el ministro de Exteriores, Boris Johnson, cuando salía de la reunión.

Sin embargo, la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, expresó su frustración en Twitter: “Hoy en día la primera ministra llevará a Gran Bretaña por un precipicio sin ninguna idea del lugar de aterrizaje. Escocia no votó por esto y nuestra voz ha sido ignorada”.

Con la notificación formal se iniciará la cuenta regresiva de dos años de negociaciones entre Gran Bretaña y la UE para acordar las condiciones de salida y establecer las relaciones futuras entre las dos partes.

Si no se alcanza un acuerdo, la salida del Gran Bretaña de la Unión será efectiva el 29 de marzo de 2019, dos años después del día que se invocó el artículo 50.

En su discurso ante el Parlamento de Gran Bretaña, la primera ministra instará a los británicos, divididos tras la campaña del referéndum, a unirse y asegurar que “ya no nos definimos por el voto emitido, sino por nuestra determinación de llevar a buen puerto el resultado”, según extractos dados a conocer el martes por la noche.

May se comprometerá a “representar a cada persona de Gran Bretaña -jóvenes y viejos, ricos y pobres, de las ciudades y de los pueblos-. Y sí, aquellos ciudadanos de la UE que han hecho de este país su hogar”.

Dirá que está decidida a crear “una Gran Bretaña verdaderamente global que construye relaciones con viejos amigos y nuevos aliados en todo el mundo”.

La campaña del Brexit reveló una profunda división en todo el país, con un fuerte apoyo para la opción de permanecer -“Remain”- en Londres, Escocia e Irlanda del Norte, mientras que el voto del “Leave” triunfó en Gales y otras regiones inglesas.

Legisladores escoceses han llamado a un nuevo referéndum sobre la independencia, ya que Escocia votó abrumadoramente a favor de seguir siendo parte de la UE. Pero May ha indicado que va a rechazar la solicitud de referéndum, insistiendo en que “ahora no es el momento”.