Elijah Burke acusado por el asesinato de su hermana Juliane


El acusado de asesinar a machetazos a su propia hermana Juliane Burke, hizo acto de presencia en el Tribunal de Magistrados para ser acusado por asesinato, tal como estaba programado. Elijah Burke fue escoltado en la furgoneta de la prisión con otros seis hombres. Aunque fue el primero en salir del autobús, intentó ocultar su rostro bajando la cabeza y tapándose la cara con la mano derecha. Pero cuando el magistrado Carlon Mendoza llamó a Elijah Burke al estrado, éste dijo que él no se llamaba Elijah, y que ese era el nombre de su hermano “que se parece a él”.

Luego fue escoltado a la sala del magistrado, Carlon Mendoza, y cuando su nombre, “Elijah Burke”, fue mencionado para solicitar su comparecencia el acusado dijo que ese no era su nombre: “No me llamo Elijah. Ese es mi hermano que se parece a mí”.

Mendoza le preguntó de nuevo, y Burke volvió a decir que no era Elijah. Esta negación de identidad llevó al fiscal a creer que Burke no estaba en su sano juicio, y pidió que el tribunal le hiciera examinar.

Mendoza aceptó y ordenó realizar una evaluación psiquiátrica. A pesar de su comportamiento, la acusación de asesinato le fue leída de todas maneras y fue encarrado en una celda, y quedó programado para aparecer de nuevo ante la Corte el próximo 21 de junio.

La semana pasada, Burke esperó pacientemente a su hermana escondido detrás de unos matorrales. Y cuando la infortunada joven llegó, en compañía de su menor hijo de sólo 6 años de edad, la atacó y comenzó a descuartizarla cortándola varias veces en la calle con un mechete y frente a varios transeúntes.

El marido de Juliane dijo que el hermano decía que sentía “que su hermana le había realizado un hechizo.

Fuentes policiales nos dicen que cuando arrestaron a Burke probablemente impideron otro crimen, ya que al parecer, Burke tenía planes de atacar también a otra de sus hermanas.