Belice prohíbe temporalmente la carne enlatada de Brasil.


 
Esta semana hubo una crisis en los mercados latinoamericanos y caribeños a consecuencia de la crisis de la carne en conserva de Brasil. 
 
Varios países de la región han prohibido la importación y venta de carne en conserva de Brasil después de que se informara que ciertas instalaciones procesadoras vendían carne podrida.
 
Aparentemente, hasta 21 instalaciones fueron señaladas por las autoridades brasileñas por las irregularidades en sus certificaciones de salud. Estas fábricas están siendo re-auditadas y han sido suspendidas para continuar con sus exportaciones a mediano plazo.
 
Los primeros en responder, prohibiendo la importación de los productos enlatados, fueron Jamaica y Barbados. Y esta semana, el gobierno de Belice siguió el ejemplo. 
 
El Ministerio de Salud y la BAHA publicaron un comunicado de prensa en el que describían su plan para hacer frente a la situación. De acuerdo con el comunicado, habrá una suspensión temporal de los permisos de importación de carne en conserva brasileña. Además, toda la carne en conserva en ruta a Belice será confiscada y probada. Y además, toda la carne enlatada brasileña que ya se encuentra en el país será puesta también en cuarentena y además, también será muestreada para asegurar que su calidad es la ideal.
 
Estas medidas se pondrán en práctica hasta que las autoridades brasileñas puedan garantizar que la carne en conserva exportada por estas 21 instalaciones sea estándar. 
 
Por su parte, representantes de la empresa Grace Kennedy dijeron que, hasta donde ellos saben, las instalaciones de procesamiento de las que obtienen su carne de vacuno siempre han obtenido calificaciones consistentes y confiables en cuanto a las normas básicas sanitarias y de calidad exigidas por el British Retail Consortium.