EE.UU DOMINA A JAPON 2-1 Y SELLA SU PASE A LA FINAL


22 de marzo – Alberto Hidalgo – 12:00 p.m.

Descendía desde lo alto, haciendo lucir aún más brillante, la nítida grama del Dodger Stadium, una tenue aunque constante llovizna. El visitante de la ocasión: Japón, (cuatro veces semi finalista, y en dos ocasiones campeón del Clásico Mundial de Béisbol), presentaba en el montículo al pitcher abridor: Tomoyuki Sugano.

Transcurrió así sin mayores novedades, el primer tercio del juego con score parcial de 0-0. Justo, hasta que en la cuarta entrada parte alta, por la novena norteamericana, Christian Yelich se embasaba por error del segunda base y avanzaba a la intermedia. Luego de 2 outs, Erick Hosmer recibía boleto. Acto seguido,  Andrew MCcutchen conectaba sencillo hacia el jardín del left field. Yelich anotaba la primera carrera para la causa norteña. Digno destacar, que por la seleccion nacional Japonesa, y en ese mismo capítulo, el respetable serpentinero: Tomoyuki Sugano, ya reunía un total de cuatro ponches en su haber monticular. Mas no le podía pedir el conjunto nipón a su abridor, pero la ofensiva tenía que fabricar carreras.
¡Vino entonces la acción! Porque en instancias del sexto tramo, parte baja, Ryosuke Kikuchi la sacaba de línea por la pradera central, e incluso, el guardabosque Andrew MCcutchen estuvo a punto de robarle aquel cuadrangular, a razón de un vertiginoso salto que ejecutó. Se igualaba la pizarra 1-1.

En pleno octavo inning, USA vendría por más. Porque luego del ponche que recibiera Giancarlo Stanton. Crawford lograría imparable al jardín derecho. El primer bate Ian Kinsler conectaría para doblete, a lo que Crawford avanzo hasta la tercera. Seguidamente, Adam Jones fallaba con rolling hacia la antesala que le permitía anotar a Crawford. Los dirigidos por Jim Layland se irían arriba nuevamente 2-1. Posteriormente, el combinado Asiático no pudo remontar en el marcador. El cerrador por Estados Unidos: Luke Gregerson, (quien finalmente se acredito el juego salvado), se mostró sobrio e intraficable, y contribuyo a sellar una victoria que le confiere a Estados Unidos en este, el certamen mundial de Béisbol, el disputar una final. El pitcher vencedor resulto ser: Sam Dysom y Kodai Senga cargo con la derrota.

Dadas las circunstancias, yace una enorme expectativa en cuanto al careo pautado para esta noche a las 8:00, entre las selecciones nacionales de Puerto Rico y Estados Unidos, a fin de conocer cuál de ellas se titule campeona en la presente edición del Clásico Mundial de Béisbol.

Gráfico: Cortesía de Getty Images