Desastre climático en Perú causa más de 60 muertos


 
Esta semana, y de acuerdo a los últimos datos del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN), las inundaciones en varias regiones de Perú dejaron desaparecidos, varias decenas de muertos, y más de 62.000 damnificados debido a las intensas lluvias, por lo que el presidente, Pedro Pablo Kuczynski, junto a su gabinete se ha movilizado para agilizar las labores de ayuda en las zonas más afectadas.
 
Además de las pérdidas humanas, las inundaciones y deslizamientos de lodo han dejado 170 heridos, 7.974 casas colapsadas y 19 colegios derrumbados a nivel nacional.
 
“todos los Gobiernos tienen alguna responsabilidad” en la falta de prevención ante la emergencia, “pero nadie podía predecir que, en un momento en que no hay un fenómeno de El Niño, podía haber lluvias en esta magnitud” afirmó Kuczynski, quien agregó además que “aunque hay muchos daños materiales, todos son superables” y aseguró que hay recursos suficientes para la rehabilitación y reconstrucción de las zonas afectadas en el país.
 
El vocero del COEN, general Jorge Chávez, informó que se han activado quebradas en dos ciudades norteñas, y también en Lima, en la costa central del país, por el desborde de dos ríos. Sin embargo, el jefe de Estado consideró que todavía no es necesario declarar el estado emergencia a nivel nacional por las inundaciones, porque ya ha sido declarada una emergencia parcial en las regiones de Tumbes, Piura y Lambayeque, las regiones más directamente golpeadas por las precipitaciones. En total, 11 regiones, de las 25 del país, están declaradas en emergencia.
 
En Punta Hermosa una pareja de pobladores está desaparecida, según informaron los vecinos a RPP Noticias, y también hay 450 personas aisladas en la comunidad de Pampa Pacta.
 
El vocero del COEN dijo que las lluvias van a seguir hasta finales de abril por el incremento de la temperatura en la costa norte, que ha subido seis grados sobre los valores habituales en el mar.
 
La ciudad de Lima, donde viven 9 millones de habitantes, amaneció hoy rodeada por “huaicos”, como se denomina en idioma quechua a los deslizamientos, y desbordes de ríos en los caminos que conducen al norte, centro y sur de esta urbe.
 
En la carretera Panamericana Norte, el río Chillón se desbordó hoy a la altura del kilómetro 24 y el tránsito quedó restringido, mientras que en la zona sur de la misma vía se trabajaba en la limpieza del deslizamiento que arrastró a personas y animales domésticos hasta la playa del distrito de Punta Hermosa.