Detienen en Guatemala a tres ex-funcionarios responsables de albergue incendiado.


 
La Justicia concretó esta semana la detención de tres de los funcionarios destituidos en Guatemala por el incendio registrado la semana pasada en una casa hogar administrada por el Gobierno, que dejó hasta la fecha 40 niñas fallecidas, mientras dos siguen hospitalizadas en estado grave. De las jóvenes hospitalizadas, 7 fueron trasladadas a Estados Unidos.
 
Los arrestados son el ex-titular de la Secretaría de Bienestar Social de Presidencia Carlos Antonio Rodas Mejía, la ex-subsecretaria Anahí Keller, y el ex-director del Hogar Seguro Virgen de la Asunción, Santos Torres, quienes salieron de sus cargos tras la tragedia.
 
Los exfuncionarios, que fueron puestos a disposición judicial, están acusados de “homicidio culposo, incumplimiento de deberes y maltrato contra personas menores de edad”, según las órdenes de captura emitidas por el Juzgado de Primera Instancia Penal, Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente para Diligencias Urgentes de Investigación.
 
Según los primeros indicios, las jóvenes afectadas, estaban encerradas bajo llave en una pequeña aula y originaron el fuego para protestar por las violaciones y agresiones que sufrían.
 
Secretaría de Bienestar Social, tenía a unos 748 menores, aunque su capacidad es de 400, y en su interior convivían huérfanos, menores conflictivos, niños víctimas de violencia, pequeños con discapacidad y otros que supuestamente habían cumplido alguna pena por haber cometido delitos.
 
Mientras, el presidente guatemalteco, Jimmy Morales, informó en conferencia de prensa haber solicitado la colaboración del Buró Federal de Investigaciones de los Estados Unidos (FBI) para apoyar el trabajo que ya cumplen 100 investigadores nacionales para determinar las causas del incendio.