La policía debió intervenir ante agresiones de estudiantes que llegan tarde a clases


 
En la escuela Media “Gwen Lizarraga” de la ciudad de Belice hubo algunos disturbios menores como consecuencia de las protestas de algunos estudiantes a los que no se les permitió la entrada al colegio después de las 8:10 am.
 
Debido a las reiteradas llegadas tarde a clase de demasiados alumnos, la administración, cansada ya de reclamarle la falta de puntualidad a padres y a alumnos, informó que desde ahora se cerrarían las puertas a las 8:10 am, es decir, 10 minutos después de iniciadas las actividades en cada salón.
 
Varios alumnos intentaron forzar las puertas después de esa hora, y uno de ellos se causó una herida bastante seria en el codo mientras intentaba forzar el acceso. La policía se presentó al lugar y trasladó al estudiante al hospital. Al resto de los alumnos finalmente se les permitió el acceso a las 9 am.
 
Y aunque este problema parece ser un asunto administrativo de menor escala varios funcionarios del ministerio de Educación hicieron acto de presencia y estuvieron hablando por sus teléfonos móviles y hablando con los policías y con personal de la institución y dijeron que la administración del colegio deberá reunirse con ellos antes de que puedan tomar otras acciones.