El Gobierno insiste con el tema del nuevo registro electoral.


La Comisión de Elecciones y Límites quiso aplazar la actualización del registro electoral que toca a principios de julio y además se haria sólo después de que se lleve a cabo una redistribución de los distritos.

Pues bien, la oposición y los interlocutores sociales rechazaron eso completamente. Insisten en la necesidad inmediata de un nuevo registro para evitar el fraude.

El Gobierno quiere esperar el resultado de la investigación del Comité Especial del Senado antes de realizar una nueva inscripción. Quiere ver cuántos pasaportes y nacionalizaciones se dieron ilegalmente, y después de eso, buscarían la manera de anularlos.

El Primer Ministro envió una carta a la Presidenta del Congreso Nacional de Sindicatos de Belice (NTUCB) Jacqueline Willoughby,  donde explica que las estimaciones preliminares del Oficial Jefe de Elecciones ponen el costo de un re-registro en 20 millones de dólares, y que el Gobierno realmente no tiene ha presupuestado ese monto para este período fiscal.