Patrick Tillett testificó esta semana en las Audiencias del Senado sobre el caso de Inmigración.


Patrick Tillett, el excontralor financiero del Ayuntamiento de Belice, tuvo que explicar cómo consiguió 6 de esas 8 visas que fueron robadas de la estación fronteriza del departamento de Inmigración de Benque.
 
Él dio un testimonio extraordinario diciendo al Senado que él le cobró a 6 ciudadanos chinos $ 6.000 cada uno para ayudarles a conseguir sus visados de Belice. Ahora, si usted se preguntan qué tan lucrativa fue esta operación, Tillett la estableció para el Comité Selecto del Senado. Dijo que en su breve operación de visas, usó $3,000 de esa suma para pagar a un agente de inmigración que conoció como el señor Middleton, y pagó 2 mil dólares al Gobierno de Belice, como valor nominal de los visados. El resto de mil dólares, dijo Tillett, fue su honorario para ejecutar la operación.