Jimmy Morales no estuvo en la capital durante protesta de campesinos


 
Alegando que es “incapaz”  para gobernar, y exigiendo que se investigue a más de un centenar de diputados que supuestamente recibieron sobornos de la constructora brasileña Odebrecht, miles de campesinos exigieron esta semana la renuncia del presidente de Guatemala, Jimmy Morales.
 
Ataviados con sus trajes típicos y llegados de diversas regiones del país, los manifestantes, la mayoría campesinos indígenas, hicieron paradas frente al Congreso y la Plaza de la Constitución, en una protesta que se desarrolló de manera pacífica bajo la mirada de agentes de la Policía.
 
“No queremos más corruptos”, fue una de las principales consignas de los manifestantes, que portaban carteles en los que se leía “Luchamos por un mejor país”,  “No queremos traidores”, “¡Que renuncie, que renuncie!”,  “Somos los de abajo que vamos por los de arriba” y “No más hidroeléctricas porque se dedican a saquear nuestros recursos”.
 
Morales llevaba a cabo un gira de trabajo por Sololá, donde entregó títulos de propiedad de viviendas a damnificados por la tormenta tropical Stan que afectó al país hace 11 años y por eso no estaba en la ciudad cuando se desarrolló la protesta.
 
Sin embargo, durante la protesta no se hizo mención a la falta de aprobación en el Congreso de unas reformas constitucionales al sector justicia en la que se debe incluir el de “justicia maya” o pluralismo jurídico.