Comité de Acreedores le dió el “Sí” a la oferta revisada para el Superbond


 
Como ya se sabía en los círculos financieros, el gobierno había realizado una revisión significativa de su oferta de Superbond y al parecer el nuevo acuerdo resultó del agrado del comité de acreedores. 
 
Según nasdaq.com, “un comité que representa a la mayoría de los tenedores de bonos respaldó una propuesta revisada de Belice que reduce la tasa de interés de la nota y acorta su vencimiento”. 
 
La nueva oferta propone una tasa de interés del 4,9375%, ligeramente por debajo del actual 5% y significativamente inferior al 6,76% que iba a comenzar el 20 de agosto. Los ahorros en intereses ascienden a más de 50 millones de dólares. Además, la fecha de vencimiento final del bono se ha sido adelantada de 2038 a 2034. 
 
Ahora, el mayor cambio está en el pago del principal. Esto estaba programado originalmente como dos pagos anuales por 19 años, entre 2019 y 2038. Pero ahora se hará en cinco pagos anuales entre 2030 y 2034. Eso significa que por 11 años, los pagos en el principal serán diferidos. Esto dará lugar a un enorme ahorro de caja para el gobierno, de hasta 600 millones de dólares en ese periodo de poco más de una década.
 
A cambio, el Gobierno de Belice se compromete a cumplir determinados objetivos. En primer lugar, tiene que lograr un superávit fiscal primario de al menos el 2% del PIB para los tres años fiscales. Si no lo hace, debe pagar intereses trimestralmente – en comparación con semestralmente – y buscar ayuda del FMI. Pero esa asistencia no sería en forma de un acuerdo de reserva. El comunicado de prensa oficial simplemente dice que el FMI analizaría “las razones para el incumplimiento de la meta de superávit primario y … haría recomendaciones con respecto a las medidas correctivas apropiadas”. Etso suena bastante como una consulta del Artículo IV, lo cual ya sucede cada año – por lo que técnicamente hablando no se trata de una concesión.
 
En general, parece ser un buen negocio para el Gobierno de Belice, que le permitirá ahorrar una cantidad significativa de flujo de efectivo en pagos de principal e intereses. El primer ministro dará una conferencia de prensa para esbozar el acuerdo pero aún no existe un acuerdo formal, ya que los acreedores tienen hasta el viernes 10 de marzo para hacerlo oficial, a pesar de que hayan indicado su consentimiento.