El nuevo decreto migratorio de Trump es duramente criticado.


 
 
Afirmando que “es más de lo mismo”, diversos líderes demócratas del Congreso de EEUU como el senador Chuck Schumer y la representante Nancy Pelosi, criticaron el decreto de inmigración modificado, anunciado esta semana por el presidente estadounidense, Donald Trump.
 
Ambos insistieron en que se trata igualmente de “una prohibición”  discriminatoria aunque esté “diluida”.
 
Asimismo, Schumer consideró que el hecho de que el mandatario esperara para rubricar la orden ejecutiva revisada días después de su intervención ante la sesión conjunta del Congreso, que tuvo lugar el pasado martes, demuestra que no se trata de ninguna prioridad en materia de seguridad nacional, como clama el propio mandatario.
 
“Esta es la misma prohibición, con el mismo propósito, impulsada por la misma discriminación peligrosa que debilita nuestra capacidad de combatir el terror”, aseveró la líder demócrata.
 
Por su parte, Pelosi, líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, aseguró que “el cambio de envoltorio”  que ha hecho el Gobierno de Trump sobre la polémica orden ejecutiva “no ha hecho nada para cambiar los objetivos inmorales, inconstitucionales y peligrosos de su prohibición a los musulmanes y a los refugiados”.
 
“A pesar de los cambios de la Administración, esta peligrosa orden ejecutiva socava nuestra seguridad. Es más, resulta mezquina y antiestadounidense. Debe ser derogada” , dijo Schumer, líder de la minoría demócrata en el Senado,
 
El presidente de EE. UU., Donald Trump, firmó este lunes la nueva versión de su polémico veto migratorio, que seguirá prohibiendo la entrada de refugiados al país y detendrá la emisión de visados a los ciudadanos de Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán, todos ellos países de mayoría musulmana.
 
“Hoy habrá un nuevo decreto”, había dicho la asesora Kellyanne Conway durante una entrevista con la cadena Fox News, y agregó que el próximo 16 de marzo será uando entre en vigencia.
 
“La orden ejecutiva firmada por el presidente para proteger la nación de la entrada de terroristas extranjeros es una medida vital para fortalecer nuestra seguridad nacional”. Rex Tillerson, secretario estadounidense de Estado.
La versión previa del decreto impedía temporalmente el ingreso a territorio estadounidense a todos los refugiados y a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.
 
El Ministerio de Exteriores iraquí anunció que Estados Unidos no incluirá a Irak en la lista de los países que serán vetados en una nueva medida migratoria, que está a la espera de ser firmada por el presidente estadounidense.
 
Irak se encontraba entre los siete países musulmanes que Trump decidió suspender durante 120 días el programa de acogida de refugiados y frenó durante otros 90 días la emisión de visados para esos ciudadanos que querían llegar a Estados Unidos.
 
La medida quedó suspendida después de que el juez federal James Robart, de un tribunal de Seattle  (estado de Washington), bloqueara la orden con efecto inmediato en todo el país.
 
Las cinco novedades del nuevo decreto:
 
1. Irak queda fuera de la lista, por su compromiso a futuras investigaciones terroristas.
2. Los refugiados de todo el mundo no podrán entrar a EE. UU. durante 120 días.
3. Las medidas no afectan a los tenedores de la “green card” o tarjeta de residente permanente.
4. No hace mención a ninguna religión, a diferencia de la primera, que se ensañaba contra los musulmanes.
5. Los visados que ya fueron emitidos serán reconocidos.
 
El decreto que Trump había firmado en enero cerraba temporariamente las fronteras y a todos los refugiados y ciudadanos de esos siete países.
 
El secretario estadounidense de Estado, Rex Tillerson, afirmó este lunes que el decreto migratorio firmado por el presidente Donald Trump es “vital” para la fortalecer la seguridad nacional de Estados Unidos.
 
Por su parte, el Secretario de Justicia y Fiscal General, Jeff Sessions, dijo que el nuevo decreto “proporcionará una necesaria pausa para que podamos revisar el actual escrutinio de las personas que vienen desde países que nos preocupan”.
 
A su vez, el secretario de Seguridad Interior, John Kelly, destacó que el decreto “hará que este país sea más seguro y además atenderá viejas preocupaciones sobre la seguridad de nuestro sistema de migración” .