Los norteamericanos son los nuevos monarcas del fútbol Sub-20 de la CONCACAF

05 de Marzo de 2017 | Aristides Acuña | 7:30 p.m.

San José, Costa Rica – Ciento veinte minutos no fueron suficientes para conocer al campeón de la CONCACAF Sub-20. Ambas selecciones tuvieron que ir a prórroga y luego a la tanda de penales para decidir quién sería el nuevo rey de la CONCACAF.

En los noventa minutos se generaron pocas situaciones de gol. En lo táctico fue un partido muy parejo. El equipo de la barra y las estrellas sacó provecho de su condición física para dominar la cancha y tener la posesión del esférico, sin embargo Honduras por momentos ponía en aprietos a los norteamericanos con disparos de media distancia y con jugadas de balón parado.

En la prórroga siguió la misma tónica, las selecciones les costaba llegar con claridad y resolver antes que terminara el tiempo, la cautela se hacía más evidente al pasar los minutos, los penales serían la única solución para definir al nuevo sucesor de México.

Estados Unidos inició la tanda de penaltis acertando sus cinco intentos. Honduras convirtió los tres primeros y en el cuarto a cargo del hondureño Rembrandt Flores lo envió por encima del travesaño, dándoles así el título de la edición XXVI a los estadounidenses.

La selección de EE.UU llevará a casa su primer trofeo de esta categoría y junto a Honduras, México y Costa Rica representarán a CONCACAF en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2017, a partir del 20 de Mayo al 11 de Junio en Corea del Sur.