Le aumentaron el tiempo de condena a un ladrón, de 5 a 12 años.


 
Eugene Bailey y Raymond Montes fueron arrestados en noviembre pasado, acusados de robar el supermercado Lucky Star en el bulevar Centroamericano. 
 
Supuestamente Bailey y Montes entraron a la tienda y robaron $2000 en efectivo y un pequeño cargamento de víveres. La policía llegó a la escena del robo antes de que ambos hombres pudiesen escapar, por lo que ambos se escondieron en un frigorífico en la parte trasera del edificio. La policía los encontró allí, tiritando de frío y de inmediato fueron detenidos. 
 
Ambos hombres se declararon inocentes de los cargos de robo, pero les fue negada la fianza. Esta semana hicieron acto de presencia en el Tribunal de Magistrados, donde Montes se aferró a su declaración original de inocencia. 
 
Sin embargo, Bailey decidió cambiar su postura ante las leyes, y esta vez se declaró culpable. El nuevo motivo fue aceptado, pero sin embargo los cargos de Montes no fueron retirados y fue devuelto a prisión hasta que llegue la fecha de su juicio.
 
Actualmente Bailey cumple una sentencia de 5 años por posesión de arma de fuego y municiones sin licencia, y fue noticia a principios de este año cuando escapó brevemente de de la custodia policial. 
 
Pero esta semana fue sentenciado a siete años más de prisión, que comenzarán a contarse apenas termine de cumplir con su sentencia actual de 5 años de cárcel, lo que significa que terminará cumpliendo un total de 12 años de presidio.