El agente Jamil irá a la cárcel


 
Ayer un policía cumplió su primera noche de una condena de tres meses de prisión después de que se robó un radio que era propiedad del cuerpo de Policía. 
 
Esta semana, la magistrada en jefe, Anne Marie Smith, sentenció al policía Jamil Scott a 3 meses de prisión después de que fuese hallado culpable.
 
En septiembre de 2014, la radio desapareció de un móvil de la policía que estaba estacionado en el complejo de la estación de policía de Raccoon Street. 
 
Cuando Scott abandonó la estación en su motocicleta, la policía lo interceptó en la esquina de las calles Raccoon y Elston Kerr y le dijo que regresara a la comisaría. 
 
Scott fue al Terminal de Autobuses de Novelo en el canal West Collet, pero la policía detuvo a su novia y encontró que tenía la radio de la policía consigo en una bolsa. 
 
Tanto Scott como Zepeta en sus declaraciones de rigor, negaron haber robado. 
 
Pero la juez Smith rechazó el contenido de tales declaraciones. Le dijo a Scott que sencillamente no creía en lo que estaba diciendo. Que su declaración estaba plagada de mentiras y contradicciones. 
 
Sin embargo, en relación a la joven Zepeta, dijo que no estaba convencida del todo de que Zepeta supiese, desde un primer momento, que la radio hubiese sido robada. Por lo tanto la juez condenó a su novio mientras que a ella la absolvió.