Trump lanza arremetida contra inmigración indocumentada


El día de ayer el Gobierno de Donald Trump estableció  las nuevas directrices para realizar las deportaciones de inmigrantes indocumentados en EE.UU., algunas de las medidas que destacan son acelerar el proceso legal, dar más capacidad a los agentes migratorios y eliminar las exenciones aplicadas previamente por la Administración de Barack Obama.

John Kelly,  secretario de Seguridad Nacional, fue el encargado de firmas las directrices entre las cuales figura la contratación de 10 mil  nuevos agentes para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas  (ICE) y 5 mil más de la Oficina de Aduanas y Fronteras  (CBP).

En el documento los puntos más relevantes, se destaca una lista de prioridades con los extranjeros que serán deportados de manera acelerada:

  • Aquellos que han cometido crímenes o delitos graves.
  • Aquellos indocumentados que fueron deportados y regresaron a Estados Unidos sin autorización.
  • Los indocumentados con orden de deportación final, aunque no hayan cometido delitos.
  • Los indocumentados con orden de deportación final en ausencia o que asistieron a las cortes de inmigración para cumplir con sus citas ante un juez.

El documento también reitera la orden de Trump de poner fin a la práctica de detener y liberar mejor conocida como “catch an release”, y que “todos los extranjeros sin autorización de permanencia serán detenidos, arrestados y procesados” por el Departamento de Seguridad Nacional.