Malnutrición pone en riesgo de muerte a 1.4 millones de niños


La organización Unicef  ha realizado un llamado de alerta sobre los graves problemas de desnutrición que afecta a países como Nigeria, Somalía, Sudán del Sur y Yemen colocándolos este año en “inminente” riesgo de muerte a 1.4 millones de niños.

Anthony Lake, director ejecutivo de Unicef afirmó en un comunicado: “El tiempo se agota para más de un millón de niños” pero “Todavía podemos salvar muchas vidas”.

En Nigeria la organización calcula que durante este año se espera que en el noreste del país el número de niños con desnutrición alcance 450 mil  por los conflictos armados de la región.

Por su parte la terrible sequía que azota a Somalía ha ocasionado que cerca de 6.2 millones de personas, que equivale a la mitad de la población, atraviese por una “aguda inseguridad alimentaria” y se teme que a lo largo del año aproximadamente 185 mil menores sufran de malnutrición.

Los conflictos armados y la pobreza en Sudán del Sur, han generado que 270 mil niños estén en condiciones severas de malnutrición, mientras que en Yemen las guerras que afectan a esa nación desde hace dos años han causado una aguda malnutrición a 462 mil niños.

“La grave malnutrición y la hambruna amenazante están ocasionadas en su mayor parte por el hombre”, afirmó Lake. “La humanidad que compartimos demanda acciones rápidas”, agregó.