Gobierno insiste para lograr un acuerdo con tenedores de bonos


El Gobierno de Dean Barrow tuvo que dar una nueva prórroga para que los tenedores de los bonos 2038 firmen la autorización aceptando el cambio en las condiciones de pago de la deuda que propone Belice.   En esta oportunidad el margen ha sido extendido hasta el 24 de febrero.

Según Joseph Waight, secretario de Finanzas, en esta ocasión la extensión se dio porque las conversaciones con los inversionistas están evolucionando y existe la esperanza de que se pueda llegar a un acuerdo.

Sostiene que los tenedores de bonos solicitan información para evaluar la propuesta, y el Gobierno les hace llegar todos los datos que requieren.

Hace un mes los tenedores de bonos 2038, organizados en un comité, rechazaron el cambio en las condiciones de esos papeles que fue propuesto por el Gobierno.  El grupo de estos inversionistas, designado por la mayoría de los tenedores de las notas 2038 y reconocido por el fiduciario, Bank of New York Mellon, emitió un comunicado señalando que los propuestos cambios podrían reducir el valor actual neto del bono en más de 40%.

Debido a las cláusulas del contrato de estos papeles se necesita que 75% de los inversionistas acepte el cambio para que pueda proceder una reestructuración de los términos de pago.

El comité dijo que las medidas económicas que Belice ha presentado hasta el momento hace poco probable que reduzcan los riesgos futuros tanto en lo que respecta a la sostenibilidad de la deuda como a la estabilidad del tipo de cambio.

El Gobierno de Belice está solicitando que los tenedores acepten que los bonos sean amortizados en tres cuotas anuales iguales los días 20 de febrero de 2036, de 2037 y de 2038.

Además, el tipo de interés de los bonos actualmente es de 5% anual y de 6,767% por año a partir del 20 de agosto de 2017. Belice está solicitando fijar la tasa de interés al 4% anual comenzando el 20 de febrero de 2017 hasta el vencimiento de los papeles en 2038.

Para el Gobierno es fundamental lograr este acuerdo a fin de organizar la estructura de ingresos y gastos de la nación. Ya la administración de Barrrow ha señalado que sin la reestructuración se comprometerán seriamente las finanzas de Belice.