Avanzan reuniones con empresarios y sindicatos para afinar el presupuesto del año


La preparación del presupuesto del año es una prioridad para la administración de Dean Barrow, pero los escenarios de ingresos no son claros debido a factores clave como la reestructuración de las condiciones de pago de los bonos de deuda 2038 que se deben hacer durante 2017.

En el panorama económico del año siempre ha estado presente la posibilidad de que se autoricen nuevos impuestos, a fin de equilibrar los ingresos, posibilidad que gana peso en la medida en que no se logren liberar recursos que están amarrados al pago de deuda.

El Gobierno amplió el plazo para que los tenedores de bonos den una respuesta a la propuesta que se les hizo con el cambio en las condiciones de pago de la deuda. Sin embargo, parece que los inversionistas no tienen mayor interés en aceptar o están a la espera de algún beneficio adicional para reconsiderar su postura.

Esta propuesta buscaba darle holgura fiscal al país en lo inmediato, al liberar dinero que estaría amarrado al pago de deuda para utilizarlo para otros fines. De allí que el rechazo de los inversionistas sea una pieza crucial a la hora de planificar la estructura de ingresos y gastos este año.

En medio de esta situación los funcionarios del Ministerio de Finanzas han comenzado un ciclo de reuniones con empresarios y sindicatos para preparar el escenario de cara al nuevo presupuesto.

Efectivamente ya se reunieron con los representantes de la Cámara de Comercio de Belice y otros representantes del sector privado, que son partidarios de que el Gobierno equilibre las cuentas haciendo una reducción de gastos en lugar de adelantando un aumento de impuestos.