Gobierno no logra convencer a inversionistas para reestructurar la deuda


El Gobierno de Belice extendió nuevamente el lapso para que los tenedores de los bonos en dólares con vencimiento en 2038 suscriban la aceptación de los nuevos términos de pago de Belice de esos papeles de deuda.

La resistencia por parte de los inversionistas a aceptar el cambio lleva nuevamente a las autoridades a prorrogar el período de recepción de su declaración de consentimiento hasta el 10 de febrero, que originalmente vencía el 3 de febrero.

El comunicado divulgado por el Banco Central de Belice señala que la nación no ha cambiado la oferta hecha a los inversionistas, pero que amplió el plazo para recibir su respuesta.

El Gobierno de Dean Barrow les solicitó a los inversionistas que dieran su consentimiento para modificar parte de los términos de pago, a fin de liberar en lo inmediato recursos para Belice que de lo contrario estarían comprometidos en el pago de deuda. Esto, según el Gobierno, compromete la gestión pública y la propia dinámica económica del país.

En esencia lo que las autoridades buscan es que los tenedores acepten que los bonos sean amortizados en tres cuotas anuales iguales los días 20 de febrero de 2036, de 2037 y de 2038.

Además, el tipo de interés de los bonos actualmente es de 5% anual y de 6,767% por año a partir del 20 de agosto de 2017. Belice está solicitando fijar la tasa de interés al 4% anual comenzando el 20 de febrero de 2017 hasta el vencimiento de los papeles en 2038.

Sin embargo, la respuesta de los inversionistas no ha sido la esperada. Esto coincide con la posición del Gobierno de Belice de negarse a pagar las compensaciones arbitrales ganadas en tribunales internacionales por empresas del Grupo Ashcroft, algo que puede influir en el ánimo de los tenedores de bonos.

Para el Gobierno es clave lograr un cambio en las condiciones de pago para definir la gestión fiscal de este año.