Marines británicos se entrenan en Belice bajo el calor y los insectos venenosos


El Ministerio de la Defensa del Reino Unido envió esta semana a sus Royal Marines del “40 Commando” a sudar en la selva de Belice, conviviendo con serpientes, tarántulas y monos aulladores, y poniendo a prueba sus habilidades militares en uno de los ambientes más hostiles del mundo bajo la atenta mirada de la Unidad de Apoyo a la Capacitación del Ejército Británico (BATSUB) y de los Royal Marines dirigiendo el personal.
 
En la primera fase de entrenamiento hubo simulacros, reconocimiento de objetivos y entrenamientos de navegación en desfiladeros profundos en el sector de Sibun.
Mientras tanto, los rastreadores de BATSUB, han estado enseñando a los Comandos a construir refugios, trampas de animales, a crear fuego, y a detectar qué plantas son comestibles, no comestibles o medicinales.
 
El Mayor James Knight, dijo: “La curva de aprendizaje es exigente – pero afortunadamente tenemos muchos instructores con nosotros. Claro, el calor es uno de los peores problemas, junto a muchas criaturas desconocidas. Pero los soldados están entrenándose como verdaderos soldados.”
 
La segunda fase consiste en disparos en vivo – donde los Royal Marines comienzan luchando en solitario y terminan formando equipos de asalto desde cuatro hasta ocho hombres, usando para esta fase rifles SA80 A3, ametralladoras ligeras, ametralladoras de uso general y granadas.
 
Lo paradójico es que casi inmediatamente después de este entrenamiento bajo el intenso calor de la selva de Belice serán enviados a las heladas tierras de Noruega para esta vez entrenarlos en supervivencia a bajas temperaturas, casi congeladas, junto con sus socios de la OTAN.