Advierten sobre afectación hídrica en Centroamérica


La radiografía de los humedales en Centroamérica refleja que la extracción de agua y el uso de agroquímicos ha afectado el balance hídrico subterráneo de las cuencas que los alimentan.

En el Día Mundial de los Humedales, el profesor de ciencias ambientales en la Universidad de Chile Manuel Contreras explicó que en los humedales de los países de la región centroamericana “se ven las amenazas directas sobre el cuerpo de agua y los tributarios (afluentes) que los alimentan”.

El catedrático indicó en un foro internacional sobre humedales en ciudad de Panamá que cada iniciativa de extracción de agua se traduce en una modificación del balance hídrico de las vertientes, y que el uso de agroquímicos aporta aún más afectaciones, incluyendo una alta salinidad que puede dañar los bosques de manglares, reseñó Efe.

Como alternativa para hacer un cambio, sugirió a científicos y autoridades gubernamentales reunidas que las personas no vivan en humedales y que permitan a estos ecosistemas renovar sus características para que sean resilientes.

Señaló que en Chile, por medio de una eficiente intervención del Estado, ha conseguido generar información técnico-científica para potenciar todos los servicios ecosistémicos asociados a agricultura, sociedad y economía.

“El concepto es utilizar la naturaleza como parte de la estructura y aprovechar sus características que nos lleven a tener humedales sanos. Si tenemos humedales enfermos la población será más vulnerable a desastres y con menos opción a la resiliencia”, concluyó.

Organizaciones ambientales indican que ecosistemas naturales como arrecifes de coral, humedales, campos de algas o manglares son el mejor dique de protección de la costa frente a las inundaciones y la erosión que provocará el cambio climático, que amenaza a los millones de personas que viven junto al mar.