Buscan a padres desaparecidos durante la guerra en El Salvador


Una comisión integrada por hijos e hijas de personas desaparecidas durante la guerra civil en El Salvador arribó al país centroamericano buscando reclamar los restos de sus padres. La guerra, que confrontó a la fuerza armada salvadoreña y un frente insurgente entre 1980 y 1992, cobró la vida de más de 75 mil personas y al menos ocho mil desaparecidos, en su mayoría civiles. Ahora, esta comisión busca dar cierre al duelo por los miles de desaparecidos.

La delegación de salvadoreños-americanos es liderada por el congresista James McGovern. Su petición es la creación de una Comisión Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas que logre dar con los restos de los desaparecidos durante el conflicto armado.

Omar Corleto, quien ahora es ciudadano estadounidense, es el hijo de uno de los desaparecidos. Su padre, Fidel Emiliano Corleto, fue un maestro de la localidad de Santa Elena y fue desaparecido por fuerzas de seguridad del estado.

“No venimos a pedir compensación económica. No venimos a pedir monumentos. Simplemente queremos saber dónde están los huesos de nuestros padres para cerrar este capítulo e ir construyendo una verdadera paz que todavía no llega a este país y que llegará solamente cuando se sepa la verdad y se haga justicia”.

Omar dio estas declaraciones durante la presentación de la campaña Los Huesos de Nuestros Padres, una iniciativa impulsada por la fundación Mauricio Aquino. La fundación sin fines de lucro busca dar resolución a las desapariciones forzadas durante el conflicto con el propósito de fortalecer la paz y la reconciliación en El Salvador.

Sara Aguilar, hija del desaparecido Rodolfo Mauricio Aguilar, recordó durante el acto que la mayoría de las víctimas de las desapariciones forzosas fueron profesores y maestros. La guerra fue particularmente difícil para ellos pues el gobierno los asoció con las fuerzas de la revolución. El padre de Aguilar era profesor de filosofía en el Centro Universitario de Oriente.

Las peticiones de la delegación buscan, además, hacer públicos los archivos que pudieran contener información sobre el paradero de las víctimas. McGovern se reunió con funcionarios salvadoreños y con el presidente Salvador Sánchez Cerén para solicitar que las fuerzas armadas publiquen archivos hasta ahora protegidos.

McGovern reconoce la responsabilidad histórica del gobierno estadounidense al financiar muchos de los eventos de la guerra civil. Por ello también pedirá que los archivos clasificados que se encuentran en Estados Unidos sean publicados.

La guerra civil confrontó a las Fuerzas Armadas de El Salvador contra el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). El conflicto finalizó con los Acuerdos de Paz de Chapultepec, mediados por la ONU hace 25 años. El FMLN es ahora la fuerza política que gobierna en El Salvador después de su integración como partido político a raíz de los acuerdos y de haber ganado la presidencia por primera vez en el 2009.

Fuente: http://www.telesurtv.net/