Desnudan irregular entrega de documentos migratorios con fines electorales


La exdirectora de Migración, Ruth Meighan, admitió que con fines electorales hubo presión para agilizar trámites para darle la nacionalidad beliceña a un cuantioso número de personas antes del año 2012. En su presentación ante el Senado, donde se indaga sobre el informe de auditoría especial sobre el Departamento de Inmigración y Nacionalidad en los años 2011 a 2013.

Meighan reconoció que hubo presión de varios ministros para que se procesarán con celeridad las solicitudes para obtener la nacionalidad, que alcanzaron un volumen importante.

Eamon Courtenay, senador por el PUP, le preguntó de forma directa si ella estaba consciente de que el propósito de esa presión era que las personas con solicitudes de nacionalidad se registraran para votar, ante lo cual la exfuncionaria señaló: “Creo que esa fue la razón”.

El informe de auditoría habla de algo más de 50 mil documentos migratorios y de identificación emitidos con irregularidades. Allí se muestra que algunos pasaportes y visados se entregaron sin que se llenaran las formas mínimas o con certificados de nacimiento falsos como soportes.

En estos procedimientos se hizo presente la intervención de ministros del Gobierno, directores y un alcalde que hicieron recomendaciones y solicitudes al Departamento de Inmigración y Nacionalidad para la aprobación de visas.

Según Meighan, su labor era recibir los expedientes revisados y validados por los agentes del Departamento. Ella tomaba su decisión de aprobarlos o no sobre los soportes que los funcionarios consignaban. De esa forma se emitieron todos los documentos que ahora están en investigación.

Por eso el Senado decidió que llamará a los funcionarios de inmigración Edgar Cano, Gordon Wade, Ady Pacheco, y Sharon Neal, que tenían responsabilidad en las diferentes secciones del Departamento de Inmigración.

Noticias relacionadas:

Apenas comienza investigación de irregularidades en entrega de visas y pasaportes