Honduras derrota a Belice y es campeón en Copa Centroamericana 2017


Honduras ganó este domingo de forma invicta la Copa Centroamericana al derrotar 1-0 a Belice en la última jornada de este torneo, donde el equipo catracho, con un juego práctico y sin mayor brillantez, arrebató la corona a Costa Rica.

El gol de Honduras fue anotado por Eddie Hernández a los 56 minutos, en partido disputado bajo un sol abrasador en el estadio Rommel Fernández de la capital panameña, sede del torneo, reseñó AFP.

 Los hondureños dominaron el balón y dispusieron de suficientes oportunidades como para haber goleado a un rival que no representó mayor peligro.

La “H” acudió al partido sabiendo que con un empate ante la débil Belice era suficiente para sumar una nueva Copa Centroamericana a las ganadas en 1993, 1995 y 2011.

En cinco jornadas Honduras sumó once puntos en la clasificación, un registro inalcanzable ya para Panamá, segunda de la tabla, que a falta de su último partido contra Costa Rica, tiene siete unidades.

Honduras consiguió además, junto a Costa Rica y Panamá, tres de los cuatro boletos directos para la próxima Copa Oro.

Con este trofeo el director técnico de Honduras, el colombiano Jorge Luis Pinto, añadió a su palmarés la tercera Copa Centroamericana.

Para el choque contra Belice, Pinto renovó casi por completo el equipo y sólo repitió de inicio con tres jugadores en comparación con el once que inició en la pasada fecha ante Costa Rica.

Desde el comienzo Honduras buscó el balón ante un rival que fue incapaz de crear mayor peligro.

La primera ocasión de gol llegó al minuto cinco, por medio de un libre directo de Jesús Canales. Poco después fue Alfredo Mejía quien avisó con un potente disparo desde fuera del área.

Al minuto 26 Honduras tuvo la oportunidad más clara para adelantarse en el luminoso, pero Hernández no supo batir en un mano a mano al arquero tras romper un fuera de juego.

En la segunda mitad, los catrachos siguieron manteniendo la iniciativa y en menos de 10 minutos tuvieron hasta tres claras oportunidades, incluido un lanzamiento al poste.

La insistencia hondureña tuvo su fruto al minuto 56, cuando Hernández controló un balón aéreo en el área, entre dos defensores, para anotar con su pierna derecha.

A partir de ahí, los nuevos campeones tranquilizaron el juego, controlaron el tiempo del partido y tuvieron suficientes oportunidades para aumentar su ventaja, como la desperdiciada por Erick Andino al minuto 71 tras un pase de la muerte.

Con un fútbol ordenado, práctico y a veces poco vistoso, el equipo catracho, que se presentó al campeonato con siete bajas en comparación al que disputa la eliminatoria mundialista para Rusia-2018, logró arrebatarle el cetro regional a Costa Rica.

Los hondureños ganaron el título de manera invicta tras vencer a Nicaragua (2-1), El Salvador (2-1), Panamá (1-0) y Belice (1-0) y empatar (1-1) ante los costarricenses.

Precisamente Costa Rica, ganador del torneo en ocho ocasiones, era la gran favorita para alzarse con el título.

Sin embargo, el equipo dirigido por Óscar Ramírez generó muchas dudas con su juego y, a falta de una jornada, sólo fue capaz de ganar al colista Belice.

Situado como mejor equipo de Concacaf en el ranking de la FIFA (puesto 17) fue incapaz de ganar a El Salvador y a Nicaragua, situados en la posición 138 y 111, respectivamente.

Honduras terminó la competición con siete goles a favor y tres en contra, con Hernández como máximo artillero con tres anotaciones, seguido de Erick Andino y Rubilio Castillo con dos.

Foto: Cortesía Telemundo