Gobierno de Belice no pagará compensaciones arbitrales


La oficina del primer ministro Dean Barrow emitió un contundente comunicado donde indica que se niega a someter a la población del país a la monstruosidad de los pagos por compensaciones arbitrales a empresas del Grupo Ashcroft, que responden a intereses y a la corrupción del Partido Popular Unido (PUP).

De hecho, asegura que “no tiene intención de pagar un centavo”.

El Gobierno de Belice había intentado ante tribunales de Estados Unidos frenar sentencias arbitrales dictadas a favor de Belize Social Development Limited (BSDL) y BCB Holdings Limited. BSDL, empresas del Grupo Ashcroft. Sin embargo, este tribunal desestimó los argumentos de Belice y decidió que la nación debe pagar las compensaciones.

De acuerdo con el comunicado del Gobierno, estos casos tienen su origen en decisiones que en su momento tomó el PUP, comprometiendo al país. De hecho, señala que su origen es el amiguismo, la corrupción y la traición del PUP.

“La Oficina del Primer Ministro deja en claro que mientras los tribunales de Estados Unidos han confirmado las compensaciones, esos tribunales no tienen autoridad para anular a la Corte de Justicia del Caribe”. Señala entonces que las compañías de Ashcroft no pueden cobrar esas compensaciones en Belice.

15940750_1200543713314463_2359168457024786293_n

Al Gobierno le sorprenden las declaraciones del PUP sobre este tema, ya que los pagos que comprometen al país son el legado de su inconstitucional y desenfrenado autoenriquecimiento.

Tal reacción se produce tras el pronunciamiento del partido opositor PUP, donde se cuestionó la gestión de Barrow del partido UDP, atribuyéndole la obligación de pagar a sus litigios y decisiones incompetentes y delirantes.

Según el PUP, por esta razón el país enfrenta la obligación de cancelar de forma inmediata unos 117,2 millones de dólares, incluidos los intereses de por 29,4 millones de dólares.

El PUB “cree que la arrogancia y la incompetencia del primer ministro han tenido un efecto perjudicial sobre la economía y tendrán un impacto negativo en el desarrollo de Belice para las generaciones venideras”.

Notas relacionadas:

La nación debe pagar $50 millones en compensaciones arbitrales