Un hombre fue asesinado en Corozal


La madrugada de ayer, Armando Pelayo Jr, de 36 años de edad fue encontrado gravemente herido. El hombre estaba tirado al lado de su casa en la Calle G de Corozal, su cuerpo presentaba dos impactos de bala y varias heridas cortantes en cara y antebrazos. Aunque fue llevado rápidamente al Hospital Comunitario de Corozal, a su llegada los médicos lo declararon muerto.

Cuando lo trasladaban al centro de salud, aun estaba con vida y aunque los policías que lo acompañaron intentaron que identificara a sus agresores, Pelayo de negó a cooperar.

Dennis Arnold.jpgDennis Arnold, oficial de la policía de Corozal, informó que unos agentes que patrullaban en el sitio vieron un coche sospechoso y lo siguieron hasta la Calle G, donde encontraron a Armando Pelayo. De la casa vieron salir a una mujer, que los vecinos identificaron posteriormente como su pareja, con quien tenía dos hijos y vivía con él desde hace 20 años. Debido a la gravedad del herido, los policías dejaron de vigilar el carro sospechoso y se dispusieron a realizar el traslado de la víctima.

La policía no encontró señales de que la puerta de la vivienda hubiese sido forzada, pero estaba revuelta, como si alguien hubiese huido de ella apresuradamente. Aparentemente una de las personas que estaba dentro del carro sospechoso era la madre de la mujer de Pelayo.

Los vecinos indicaron que Armando Pelayo mantenía una relación abusiva con su pareja, y era un hombre conocido como una persona violenta y problemática. La policía a menudo tuvo que detenerlo para casos de agresión, incluso la semana pasada estuvo bajo custodia por una pelea con otro hombre.

La policía informa que el día del ataque recibieron un informe de un negocio en el que estaba armando un alboroto, y aunque se presentaron al sitio para detenerlo, no pudieron dar con su paradero.