S&P redujo calificación de deuda ante reestructuración


Los intentos del Gobierno por reestructurar las condiciones de los bonos 2038 se han encontrado de frente con la opinión de la calificadora de riesgo Standard & Poor’s, que ve actualmente a esos papeles como altamente vulnerables a la falta de pago por parte de Belice.

De allí que bajara su calificación crediticia de largo plazo para Belice a ‘CC’ de ‘CCC +’ en moneda extranjera y local. Esta decisión se adoptó luego de que fuera anunciada la intención del Gobierno de iniciar conversaciones con los titulares de los bonos soberanos con vencimiento en 2038 por US $ 526,5 millones.

Además, agregó una perspectiva negativa, lo que refleja la muy alta probabilidad de que el gobierno va a reestructurar su deuda, expresada en los bonos 2038, dentro de los próximos seis meses.  Para S&P el anuncio hecho por las autoridades es equivalente a la intención de realizar una oferta de canje o de reestructuración.

Para abonar el terreno a esta negociación con los inversionistas, el Gobierno ha expuesto las dificultades económicas de la nación y su estrecho margen financiero, por lo que necesita pactar con los tenedores de bonos nuevas condiciones de pago.

El gobierno apunta a concluir el acuerdo con los tenedores antes de que el presupuesto de 2017 sea presentado al Parlamento en febrero. Sin embargo, “creemos que este periodo puede resultar difícil”.

coins-1523383_960_720

Hay programados en 2017 pagos de intereses de los bonos 2038 por US $ 13,2 millones y U $ S 17,8 millones. Para a calificadora las condiciones de financiación son ajustadas y esto puede afectar la voluntad y la capacidad de pago estos cupones de manera oportuna.

Dado que Belice ha limitado la flexibilidad del tipo de cambio, S&P colocó una calificación similar en moneda local y en moneda extranjera.

Añade que podría bajar otra vez las calificaciones si el gobierno no paga sus cupones de manera oportuna. Y, por el contrario, las calificaciones podrían estabilizarse tras un cambio imprevisto en la estrategia fiscal del gobierno.

Hace tan sólo diez días la misma calificadora había degradado a ‘CCC +’ desde ‘B-‘ la calificación crediticia dada a la deuda en moneda extranjera y local a largo plazo e igualmente rebajó a ‘C’ desde ‘B’ la de corto plazo. “La perspectiva negativa refleja nuestra visión del potencial de un mayor deterioro en la capacidad o la voluntad del gobierno para pagar su deuda”, argumentaba S&P.